Seleccione su idioma

Los errores más comunes a la hora de escoger tu traje de novio
Moda

28 Diciembre 2021

Los errores más comunes a la hora de escoger tu traje de novio

Los errores más comunes a la hora de escoger tu traje de novio


En la elección de tu traje de novio se entremezclan diversos factores. La compañía que lleves a la cita, tu estado de ánimo, el profesional que te asesore o las tendencias del momento, serán elementos que podrán influir en la decisión que tomes al final. Como novio, tú tienes la última palabra, pero antes te conviene tener claros varios errores muy comunes que se suelen cometer y que deberás evitar si quieres dar en el clavo. Se trata de disfrutar el momento y de sentir que el look escogido es el que potencia lo mejor de ti. Para ayudarte, esto es un resumen de lo que no debes hacer si quieres que así sea. ¿Preparado?








Guiarte solo por lo que está de moda nunca será una buena opción. Si te llaman la atención determinados diseños expuestos en catálogos o blogs de tendencias, ten en cuenta que mandará siempre cómo esos modelos luzcan puestos en ti. Si te gusta en la foto, pero no terminas de sentirte cómodo con él, no es tu traje.



Decantarte por un tejido que no vaya acorde con la estación. Si te casas en los meses de frío, escoge tejidos cálidos, como la lana, el tweed o el algodón. En cambio, si tu boda es en primavera o en verano, tejidos como el lino o la lana fría, mezclada con seda o con alpaca, serán un acierto seguro. En ambos casos, busca prendas ligeras, pero con textura y consistencia a la vez.








Escoger un traje negro si tu boda es de día. El negro, del mismo modo que el frac, el esmoquin o la pajarita, son opciones ideales para bodas de noche, según marca el protocolo. Para ceremonias a plena luz, decántate mejor por trajes en colores grises, tostados o azules. ¡Las opciones cromáticas son infinitas!








Cargar el look con demasiados accesorios. Los complementos son como la guinda del pastel, pero en exceso o si no resultan adecuados, pueden echar a perder el mejor look. Busca la harmonía visual y utiliza la regla de oro: menos, es más. Pañuelo de bolsillo, aguja de corbata y prendido o boutonnière al mismo tiempo, quizás son demasiado; prueba a prescindir de uno de ellos. Vigila que los zapatos no le roben demasiado protagonismo al conjunto. Procura que vayan acorde con el estilo que elijas, pero sin destacar demasiado y escoge mejor un modelo con cordones. Y recuerda, si utilizas tirantes, prohibido llevar cinturón.








No tener en cuenta tu estatura y complexión a la hora de escoger el traje, puede provocar efectos ópticos indeseados que deformen visualmente tu silueta. Para lucir perfecto, procura por ejemplo que el largo de la chaqueta llegue justo donde termina el trasero, ni más ni menos.



Escoge un corte tipo slim y corbata delgada si eres de estatura baja y un patrón más relajado si tu estatura es superior. Si tu complexión es algo particular, lo ideal será decantarte por sastrería a medida.








Equivocarte con la camisa es otro de los errores más comunes a la hora de escoger tu outfit nupcial. Elígela teniendo en cuenta siempre el estilo del traje y el tipo de complemento que éste pide llevar: cuello americano, inglés, italiano, Mao, ópera o francés, dependiendo de si usas corbata, corbatón o pajarita. No olvides fijarte en las proporciones de dichos complementos y su sintonía con el tamaño de las solapas. Busca crear visualmente un conjunto harmónico y elegante. Y recuerda que los gemelos se usan en camisas de puño doble o puño francés.








Cerrarte a probar colores nuevos es un error si quieres dar con el traje de novio perfecto para ti. Aunque acostumbres a vestir habitualmente de negro o azul, puede que existan tonalidades que resalten mucho más tus rasgos y facciones. No deberías dar el sí a un traje, sin antes haberle dado una oportunidad a esa paleta de colores desconocida pero que puede ser poderosa para tu imagen. Prueba, descarta y escoge con propiedad.








Intentar ahorrar con el arreglo y confiárselo a cualquiera. El arreglo será el que dará el toque final a tu traje y lo adaptará perfectamente a tu cuerpo, prestando especial atención a esos puntos que nunca deben quedar descuidados. Evitará arrugas indeseadas que le resten elegancia, en zonas como la espalda, el brazo y la sisa o asegurará que el cuello quede adaptado a la curvatura de tu espalda, asentándose perfectamente, entre otros aspectos. Busca siempre un buen profesional.



Escoger un traje con el que no te sientas tú, será el mayor error que puedas cometer. Si le encanta a tu madre o a tu pareja, pero tú no terminas de verte bien con él, guíate primero por tus sensaciones. Recuerda que la seguridad en ti mismo será el primer determinante para lucir increíble ante los demás. Búscala en todo momento.

Deja tu comentario sobre este artículo

El formulario fue enviado con éxito.
Campo de relleno obligatorio.
Información no valida
Campo con límite máximo de caracteres
Este campo no coincide con el anterior
Campo con límite mínimo de caracteres
Se ha producido un error en el envio, por favor revise el formulario.

* Campos de relleno obligatorio.